HISTORIA DEL DISTRITO

historia

Cuenta la historia que al terminar la conquista del imperio de los incas, Diego de Almagro emprendió la conquista del sur. Partieron del cusco hasta llegar a nazca y asentarse en ese lugar, en ese difícil trayecto, desfallecidos y casi muertos de hambre, Diego de Almagro y sus hombres imploraron a la gracia divina el nombre del apóstol Santiago patrón de España para que los ayudara. Siguieron su viaje y llegaron a este valle donde encontraron grandes, sembríos de algodón, maizales, pallar, etc. Y al haber encontrado este prodigioso valle los viajeros se arrodillaron y dieron gracia al apóstol Santiago. Desde ese momento este ubérrimo valle iqueño se le llamó Santiago. Según otras versiones a su nombre se le atribuye una acepción despectiva de pasividad. Por no decir de quietud de sus habitantes.

Antes de la Creación Política del Distrito de Santiago, existieron los llamados Delegados Municipales”,quienes eran los legítimos representantes de la Municipalidad Provincial de Ica. Según versiones de algunos familiares ya desaparecidos del ex Primer Burgomaestre de la Municipalidad Distrital de Santiago, nos manifestaron que los delegados municipales, eran los auténticos representantes del gobierno.  Las funciones de los delegados municipales, eran de llevar el control vecinal como por ejemplo los nacimientos, matrimonios, defunciones, entre otras actividades delegados por su ente superior. Es una pena que estos datos se hayan perdidos, porque los asentaban en papeles simples y no tuvieron el cuidado necesario para guardarlos.

Antes de los años de 1,870, surgió un grupo de vecinos de este pueblo, con el fin de buscar una mejor representación para el pueblo de Santiago y ellos tomaron una mejor visión de prosperidad, es así que hicieron gestiones ante los representantes del Congreso de la República, quienes inmediatamente brindaron su amplio apoyo y tomaron la iniciativa de los vecinos de Santiago en coordinación con representantes de la Provincia de Ica, se logra el tan ansiado reconocimiento como Distrito, un 31 de Octubre del año 1,870.

El Primer Alcalde que tuvo el Distrito de Santiago fue el Sr. Víctor Francisco Mancilla Lovera, quien nació en el año 1,840, y que asumió el cargo municipal a los 40 años de edad en el año 1,880, diez  años después de la Creación Política del Distrito de Santiago, realizando una labor muy importante, ya que su experiencia anterior como Delegado Municipal le valió esta designación, falleció a los 86 años de edad en el año de 1,926, y sus restos mortales se encuentran en el Cementerio General de Saraja, pabellón 4to.

En el marco del 145 Aniversario de Creación Política del Distrito de Santiago, hoy tenemos que mencionar que ocuparon el sillón municipal el Sr. Víctor Francisco Mancilla Lovera, Sr. Ignacio Mendoza, Sr. Pablo Delgado, Sr. José Salazar, Sr. Zenón García, Sr. Modesto Carbajo, Sr. Abelardo Sobrino, Sr. Domingo Acuña, Sr. Aurelio Pérez, Sr. Manuel García, Sr. Amadeo Curotto, Sr. Jesús Arcos Fernández, Sr. Justiniano Peña Hernández, Sr. Fidel Portugal Trigoso, Sr. José Ramos Gutiérrez, Sr. Ángel Elías, Sr. Anatolio Salazar Solís, Sr. Carlos Cabrera Pacheco, Sr. Víctor Arsenio Echegaray Ramos, Sr. Juan José Figueroa Espino, Sra. Juana Ventura de Laurente, Ing. Gustavo Echegaray Aguirre, Sr. Agustín Benedicto Salazar Solís, Prof. Walter Julián Carpio Marín, C.P.C. Ismael Francisco Carpio Solís, C.P.C. Cesar Augusto Salazar Carpio, C.P.C. Ismael Francisco Carpio Solís, y C.P.C. Cesar Augusto Salazar Carpio, actual Gestión  Municipal 2015 – 2018.

El heroísmo de los santiaguinos, se puso de manifiesto en la guerra con chile, en las dos oportunidades en que los chilenos saquearon el Distrito, sobresaliendo el patriotismo de una mujer de apellido Pino y del guerrillero de apellido Cabrera.

El día 03 de Marzo del año 1,905, el Concejo Provincial suspendió la entonces junta edilicia distrital, nombrando tan solo un agente municipal, hecho que provoco una general protesta de los santiaguinos, dando como resultado que se le devuelva el rango que venía ostentando, de acuerdo a la categoría que la Ley le señalaba.

hoy podemos manifestar, que a pesar de la estrechez económica que nos agobia a la gran mayoría de peruanos, es digno reconocer el esfuerzo de la población santiaguina de pagar sus respectivos impuestos y tributos municipales, los que nos viene permitiendo realizar múltiples acciones de proyección social. ¡Tus Tributos son Obras!.


Plaza de armas Santiago

Facebook